Qué ver en Toulouse y alrededores

¡Hola Viajeros!

Hace ya tres años que viajamos a Toulouse, concretamente fue en junio del año 2017. Por aquella época no teníamos ni el blog en marcha, pero a pesar de todo queremos recordar la ruta que hicimos y contaros el itinerario que nos llevó por algunos de los pueblos más bonitos de Francia que hemos visto. Fue un roadtrip de apenas 3 días, pero que resultaron ser muy intensos.

Índice de Contenido

Qué ver en Toulouse

La verdad que Tolouse nunca nos había llamado la atención, pero una buena oferta de avión e identificar un par de sitios que quedaban relativamente cerca de la ciudad, fueron dos motivos clave para hacer que viajaramos hasta esta región francesa, completamente desconocida para nosotros.

Traslados desde el aeropuerto

Hasta el aeropuerto de Toulouse, llamado Blagnac, llegan varias compañías aéreas desde España, como por ejemplo Iberia o Vueling.

Desde el aeropuerto al centro de Toulouse se puede llegar en autobús, tranvía, taxi o coche. En nuestro caso recorrimos los 9 kilómetros que los separan en coche. Como nuestra idea era hacer un pequeño road trip, decidimos alquilar el coche directamente en el aeropuerto.

La reserva la hicimos con Goldcar y nos dieron el coche de la foto, un Nissan Juke, que como se aprecia estaba nuevo y fue muy cómodo para realizar tantos kilómetros cada día.

Recogiendo el coche en Goldcar

Si no vais a alquilar coche, os dejamos link a la web del aeropuerto de Blagnac, donde podréis ver los diversos medios de transporte disponibles.

Alojamiento en Toulouse

Nuestro hotel no estaba mal situado pero no nos gustó nada. Y cuando decimos nada, es nada de nada.

Estaba sucio y mal conservado. De hecho la primera habitación que nos dieron, a día de hoy me paro a pensar como pudimos llegar a pasar una noche ahí durmiendo. Por suerte se nos rompió una ventana, Leire se quedó con el tirador de la ventana en la mano, y como no cerraba y no la podían arreglar, tuvimos la suerte de que nos cambiaron a una de las habitaciones del primer piso. Un poco mejor sí que estaba y desde luego más limpia.

Si volvemos estamos seguros que miraremos otro hotel donde alojarnos. Pero os vamos a dejar el nombre por si estáis pensando en ese hotel, tengáis en cuenta nuestra experiencia. El hotel era Aparthotel Adagio access Toulouse Saint Cyprien y el tipo de habitación que reservamos era un estudio.

Uno de los fallos que cometimos en este viaje fue que hicimos todas las noches en Toulouse y eso supuso que hiciéramos más kilómetros de los necesarios. A día de hoy tenemos muy claro que es mejor ir moviéndose y cambiando de hotel, por lo menos cuando hacemos un road trip.

Lugares de interés

Tanto tiempo pasamos en la carretera que al final nos quedó poco para dedicárselo a la ciudad de Toulouse.

A pesar de todo, algo de tiempo sí que nos dio para patear un poco las calles de la ciudad, por lo que os dejamos algunos de los lugares de mayor interés:

Calles de Toulouse
Calles de Toulouse
  • Plaza del Capitolio.
    • Lo más característico de esta plaza es el Ayuntamiento, construido en ladrillo y piedra. El fin de semana que fuimos pusieron flores en la plaza, justo delante del ayuntamiento. Hemos buscado el motivo pero no lo hemos encontrado. Si alguien sabe el misterio de las flores, por favor que no dude en comentárnoslo.
  • Saint Sernin
    • Se trata de una iglesia romana declarada Patrimonio de la humanidad, por lo que os recomendamos mucho que os paséis a verla. La entrada era gratuita.
  • Convento de los Jacobinos
    • Si volvemos a Toulouse tenemos claro que volveríamos para intentar entrar a este convento. Dejamos la visita para el lunes y para nuestra sorpresa nos lo encontramos cerrado. Y no es que fuera algo fortuito, es que los lunes cierra, por lo que tenedlo bien presente a la hora de planificar vuestra ruta por la ciudad. El resto de días abre de 10 a 18 horas.
  • Pasear por el río Garona
    • La noche del viernes, recién aterrizados, decidimos salir a inspeccionar la ciudad y conocer un poco el centro. Nos encontramos con una ciudad con mucho ambiente nocturno y curiosamente buena parte de esa marcha la encontramos a orillas del río. Quizás la culpa también la tuvo la buena noche que hacía, no lo sabemos, pero quedamos impresionados con la cantidad de chicos jóvenes que se reunían a la ribera del Garona para picar y tomarse unas cervezas con los amigos.
  • Puente Saint Pierre
    • Este puente nos encantó, lo visitamos tanto por el día como por la noche y nos gustó de ambas formas. Es una de las imágenes más repetidas en la ciudad de Toulouse. Os hemos dejado en la portada del post la foto por el día y más abajo la tenéis por la noche, con las luces ya puestas.
  • Callejear
    • Esta es una de esas actividades que no puede faltar en ningún viaje. Perderse por el centro de una ciudad es casi algo obligatorio, porque solamente así es posible descubrir rincones y calles inolvidables. Que lo mismo a ojos de otro viajero no tiene importancia, pero que para nosotros puede suponer la diferencia entre que una ciudad sea normal o acogedora.

Os dejamos un carrusel de fotos con los sitios de los que os hemos hablado.

Si volviéramos a la ciudad seguro que haríamos un free tour, para conocer sus rincones e historia más en profundidad. Os dejamos enlace a los tours que ofrecen desde Civitatis por si queréis echarles un ojo y tomar alguna idea sobre qué se puede hacer en Toulouse.

Carcassonne

Aprovechando que Carcassonne está a tan solo una hora de Toulouse, no nos lo pensamos ni un segundo y lo incluimos en nuestro road trip.

El sábado por la mañana, muy temprano, nos levantamos y nos fuimos a visitar la ciudad histórica fortificada de Carcassonne. El coche lo dejamos en la parte moderna y llegamos andando hasta la zona medieval.

La ciudad sorprende y las murallas son una pasada. Por poner una pega, os diremos que el interior se asemeja más a un centro comercial que a lo que es un pueblo. Todo estaba lleno de tiendas y restaurantes, no hay casas y no hay vida de pueblo (por decirlo de algún modo) pero es bonito y no nos arrepentimos de haber ido, quizás no era lo que esperábamos, pero sí hay que ir a verlo. Ya nos daréis vuestra opinión.

Carcassonne
Carcassonne

Como llegamos temprano, tuvimos la suerte de verlo un rato solos. Luego ya se llenó de gente y era otra cosa completamente diferente.

Anduvimos por sus calles, recorrimos su muralla y visitamos el castillo. Cuando se acercó la hora de la comida, nos metimos a probar el plato típico llamado Cassoulet. A Joaquín le gustó, a mí me parecía demasiado denso y hacía mucho calor como para comerlo.

Cuando terminamos de comer nos marchamos para nuestra segunda parada del día, que quedaba a nada más y nada menos que una hora y cuarenta minutos.

Albi

Cuando llegamos a Albi, buscamos un sitio en el que aparcar y nos fuimos directos a conocer la catedral. La encontraréis abierta de 9 de la mañana a 6 de la tarde, todos los días de la semana.

Albí
Albí

Otro de los puntos que más queríamos conocer y que el sol nos estropeó un poco, fue la foto de su puente con la catedral al fondo. Como podéis apreciar en la imagen, sale un poco mal porque tuvimos que hacer la foto a contra luz. Es mejor ir por la mañana.

Dimos una pequeña vuelta por el pueblo y volvimos al coche, todavía quedaba una última visita para aquella tarde de sábado.

Cordes Sur Ciel

A media hora de Albi se encuentra este encantador pueblo, Cordes Sur Ciel, se convirtió al momento en uno de los lugares favoritos de ese road trip.

Nada más llegar nos encontramos con estas casas, decoradas con flores y plantas en ventanas y puertas. De verdad que más idílico no podía ser.

Cordes Sur Ciel
Cordes Sur Ciel

Recorrimos las calles en completa soledad, ya era bastante tarde y estaba todo cerrado. Como podéis ver en la foto,ya no había nadie, lo malo que el sol estaba bajo y las sombras también nos fastidiaron un poco las fotos. No se puede tener todo XD

Cordes Sur Ciel
Cordes Sur Ciel

Recorrimos tranquilamente las calles, disfrutando de sus rincones y contemplando la decoración de las casas. Algún restaurante quedaba abierto, pero estaban ya recogiendo para irse, por lo que cuando terminamos nos fuimos directos al coche y emprendimos el camino de regreso a Toulouse, teníamos 80 kilómetros por delante.

Saint Cirq Lapopie

El domingo por la mañana bien temprano salimos para Saint Cirq Lapopie. Tardamos una hora y media en llegar al pueblo, aunque con paradita para desayunar y tomarnos un rico croissant francés.

Saint Cirq Lapopie entrada al pueblo
Saint Cirq Lapopie

Nada más llegar intuimos que el pueblo nos iba a gustar entre mucho y muchísimo. Esas casitas apiñadas, decoradas con sus flores en las fachadas, lo convierten en un pueblo precioso.

Cuando llegamos no había casi gente y pudimos aparcar sin problema. De hecho pensábamos que no habría nadie ese día, pero conforme fueron avanzando las horas, el tranquilo pueblo se llenó de visitantes y encontrar aparcamiento estaba más complicado.

El restaurante que veis en la primera foto, lo encontrareis según llegais al pueblo. Está en la carretera, por lo que os recomendamos subir al pueblo y aparcar el coche y luego bajar andando.

A la que volvíamos para el pueblo, sacamos esta foto desde un lateral de la carretera.
Saint Cirq Lapopie
Saint Cirq Lapopie

Además de entretenernos sacando fotos a las casitas y jardines, también entramos en tiendas de lavanda y nos compramos unas tazas de latón muy monas con el nombre del pueblo de recuerdo (creemos que no las hemos usado ni una vez en estos 3 años, pero monas son jaja).

Saint Cirq Lapopie
Saint Cirq Lapopie

No recordamos exactamente el tiempo que estuvimos recorriendo el pueblo, pero nos marchamos antes de la hora de comer. El próximo punto en el que teníamos que parar era Rocamadour y estaba a una hora de camino.

Rocamadour

Rocamadour fue el verdadero culpable de realizar este road trip por Francia, y sin embargo no fue el que más nos gustó. Quizás influyó que estaba muy lleno, que el sol no nos dejó hacer buenas fotos y que hacía un calor más propio del mes de agosto que de junio. Ir con las expectativas muy altas, al final juega malas pasadas.

Rocamadour
Rocamadour

No es un pueblo feo ni mucho menos. Lo recomendamos igual y seguro que si podemos, le volveremos a dar una oportunidad.

Como podéis apreciar en la foto, el pueblo está en la roca. Pero la foto chula, no está en el propio pueblo, sino que hay que parar antes de llegar.

Otra de las cosas que os recomendamos (si os gusta el queso) es comprar una cajita de quesos de Rocamadour. Están buenísimos, aunque el olor sea un poco fuerte. Estos quesos si dejan llevarlos en el avión, porque son pequeños, los cremosos más grandes tened cuidado porque os los pueden hacer tirar.

En Rocamadour aprovechamos para comernos un bocadillo a la carrera y pedir un café, antes de seguir con el itinerario. El problema de ir con tan poco tiempo es que teníamos que darnos prisa y no pudimos parar ni un segundo.

Conques

De Rocamadour salimos para Conques, que no es que estuviera demasiado cerca, porque tardamos una hora y media en llegar, pero después de haber visto fotos en internet y de leer que podría ser el pueblo de La Bella y la Bestia, no se podía caer del recorrido (Leire no quería dejarlo fuera).

Conques
Conques

Conques es un pueblo muy pintoresco, disfrutamos mucho recorriendo sus calles y admirando sus casitas también decoradas con flores. Podemos decir que junto con Cordes Sur Ciel y Saint Cirq Lapopie se convirtieron en nuestros favoritos del viaje.

Salles La Source

Antes de volver a Toulouse hicimos una última parada para conocer esta cascada que sale del mismo pueblo. La visita es rápida y no había prácticamente nadie, queda a media hora de Conques, por lo que no se pierde demasiado tiempo en la carretera.

Cascada de Salles La Source
Cascada de Salles La Source

De Salles La Source hasta Toulouse hay dos horas y media de camino. Para cuando llegamos al alojamiento, estábamos tan cansados que paramos en una pizzería que vimos cerca del hotel, compramos la cena y nos la subimos a la habitación.

El lunes lo pasamos recorriendo Toulouse, hasta que llegó la hora de volver a casa.

Como podéis ver fueron 3 días intensos pero bien aprovechados. Este road trip nos llevó por unos pueblos preciosos y de lo más pintorescos que hemos visto en Francia. Además no es un viaje caro y se puede hacer en 3-4 días.

Esperamos que os guste este post, si tenéis alguna consulta ya sabeis que podéis preguntarnos. Intentaremos ayudaros en todo lo que esté en nuestra mano para que podáis planificar el viaje.

Creemos que el próximo post también será de Francia, aunque esta vez viajaremos un poco más al norte ¿Se os ocurre dónde puede ser?

Tienda en Conques
Conques

¡Hasta pronto viajeros!

Un comentario sobre “Qué ver en Toulouse y alrededores

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: