Un día en Amberes

¡Buenos días viajeros!

Hoy siguiendo con el itinerario de nuestro viaje por Bélgica, toca hablar sobre Amberes, una ciudad un poco controvertida y me explico, y es que antes de ir, nos dijeron que no merecía la pena visitarla, pero aún así fuimos y la verdad que no nos arrepentimos. Si disponéis de tiempo yo me acercaba a pasar una mañana.

Como en todo el viaje, el medio de transporte elegido para llegar hasta Amberes desde Bruselas fue el tren. El trayecto dura escasos 45 minutos y la estación de esta ciudad es una preciosidad, tanto que nos quedamos un buen rato haciendo fotos de su interior como por fuera.

Interior de la estación de Amberes

Muy cerca de la estación se encuentra el zoo, aunque lo vi recomendado en internet, no queríamos perder todo el día aquí dentro y no ver la ciudad. Por lo que se quedó para otra ocasión.

Estación de Amberes

Una vez terminamos de ver la estación, decidimos ir andando hasta el centro. Se tarda unos 20 minutos, se trata de un paseo muy agradable porque se llega subiendo por la calle Meir que es muy comercial y animada por lo que os recomiendo ir a pie.

Lo primero que vimos fue la Groenplaats con la estatua de Paul Rubens en el centro y de fondo la catedral. Nos acercamos a ver la catedral, pero ese día estaba cerrada. No obstante aprovechamos para hacernos una foto con la escultura del perrito y el niño dormido, Nello & Patrasche beeld. Aunque nos la hicimos como pudimos, porque estaba toda la plaza en obras…

En Amberes tuvimos un poco de mala suerte en general, ya que aquel día había huelga, unido a las obras en la ciudad y que nos hizo un mal tiempo terrible… pero con todo y con ellos, no tengo mal recuerdo de la ciudad y nos fuimos adaptando un poco a las circunstancias.

Plaza Mayor de Amberes

Cuando la tormenta pasó, seguimos hacia la plaza más bonita de la ciudad, en ella se encuentra el Ayuntamiento,la Fuente del Brabo y también cuenta con casas gremiales como en Bruselas.

Castillo

Tras ver la Plaza Mayor nos fuimos para el Castillo HeT´Steen lo rodeamos, dimos una vuelta por el río Escalda y regresamos para el centro, donde continuamos callejeando y descubriendo algunos rincones de la ciudad que tenían mucho encanto.

Nota: en la Plaza Mayor encontraréis la oficina de turismo.

Antes de terminar el post quería recomendaros un sitio para comer, se llama Via-Via os dejo enlace del restaurante, por si os apetece echarle un vistazo. Lo cierto es que junto con los restaurantes a los que fuimos en Bruselas, fue de los sitios que más me gustaron, no era caro, la comida estaba buena y estaba adornado con decoración de viajes.

Espero que os haya gustado el post y que si os pasáis por Amberes la disfrutéis y que el tiempo os acompañe 🙂

En el próximo post os contaré el día que pasamos en Lovaina y Malinasotras dos ciudades que recomiendo muchísimo.

Amberes

Os deseo feliz semana 🙂

¡Nos vemos pronto!

3 comentarios sobre “Un día en Amberes

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: