Ruta por el País Vasco y Navarra. Lugares imprescindibles para ver en otoño

¡Hola Viajeros!

Cuando llega el mes de octubre nos entran unas ganas locas de buscar esos colores de otoño que tan bonitos ponen nuestros bosques, tiñéndolos de tonos marrones, naranjas y rojos.

Hace unas semanas nos escapamos unos días al Parador de Argómaniz y disfrutamos como nunca, vimos unos Parques Naturales preciosos, como el Gorbeia y Urbasa, en los que visitamos cascadas, ríos y hayedos muy bonitos. Recomendamos esta ruta a todos los que queráis disfrutar del otoño y perderos por la naturaleza.

Os dejamos un listado con todos los sitios que podéis visitar desde Argómaniz.

Hayedo de Otzarreta

Fue nuestra primera parada y el lugar que más ilusión nos hacía conocer. Habíamos visto fotos de este Hayedo en Instagram hasta la saciedad y a cada cual nos parecía más bonita.

Hayedo de Otzarreta

El Hayedo de Otzarreta está ubicado en la provincia de Bizkaia, en el Parque Natural de Gorbeia. Os recomendamos llegar pronto porque el parking es bastante pequeño y se llena rápido.

La entrada es libre y no hay que pagar por aparcar. El día que fuimos llovía bastante, pero como daba lluvias para todo el fin de semana no tuvimos más remedio que ir y mojarnos.

El Hayedo es pequeño pero realmente es precioso. Entre medias de los árboles discurre un pequeño riachuelo que aporta un plus de encanto al entorno. También el hecho de encontrar hojas esparcidas por el suelo hace que nos teletransportemos a un bosque de cuento.

Hayedo de Otzarreta

Cuando llegamos había grupos de fotógrafos tomando imágenes del río y los árboles, pero a medida que la lluvia se volvió más intensa, nos quedamos solos. Por lo que ya sabéis, aunque llueva no dejéis de ir.

¿Cómo llegar? para llegar al Hayedo lo mejor es hacerlo en coche. Desde Argómaniz tardamos poco más de media hora. Lo encontramos fácilmente y si ponéis la dirección en el GPS, os llevará hasta el parking sin problemas.

Si vais un día lluvioso, elegid ropa impermeable y calzado adecuado ya que os podéis poner de barro hasta las orejas.

Después de aparcar veréis que parte otro camino de tierra nada más salir del pequeño parking y rápidamente estaréis en el Hayedo, por lo que no hay que andar casi nada.

Humedal de Saldropo

Tras la visita del Hayedo nos desplazamos en coche hasta el Humedal de Saldropo que queda a escasos 3 kilómetros de Otzarreta. Nada más llegar vais a encontrar un parking con varios carteles.

Nosotros nos fuimos dando una vuelta en busca de la cascada de Uguna. La verdad es que creo que no la encontramos, el camino estaba realmente embarrado y resbaladizo por lo que si a pesar de todo vais, tened mucho cuidado. El riesgo de caída es elevado, prueba de ello es que Leire se cayó al suelo y acabó con todo el pantalón, abrigo y botas llenos de barro.

Si os fijáis en la foto de arriba, os podéis hacer una idea de cómo estaba el camino. Y las ramas que veis tiradas en el suelo resbalaban mucho.

Hayedo Encantado de Urbasa

A media hora de Argómaniz está el Hayedo Encantado, en este caso nos tuvimos que desplazar hasta la provincia de Navarra donde se encuentra el parque de Urbasa-Andia.

Fuimos con el coche por la A-1 y hay que salir para coger la NA-718 a la altura de Olazagutía. Y seguir por la carretera hasta que veamos la caseta de información desde la que comienza el sendero hasta el Hayedo.

Se trata de una caminata sencilla, de unos 6km aproximadamente. Aunque es corta se nos fue como 3 horas y es que no paramos de hacer fotos. El lugar es verdaderamente mágico.

Hayedo Encantado de Urbasa

Entre los paisajes de otoño que encontramos a nuestro paso y las rocas con formas de animales y plantas, pasamos toda la mañana alucinando en el parque y disfrutando de la naturaleza. Por supuesto que también nos llovió pero gracias al espesor de los árboles, no sentimos el frío ni tampoco nos mojamos demasiado.

Antes de llegar al Hayedo tenéis que parar en el mirador de Olazagutía y maravillaros con la imagen de la carretera serpenteando entre los árboles teñidos de color amarillo y naranja.

Nacedero del Urederra

Sin duda otra de las joyas que visitamos durante esta escapada y verlo en otoño fue todo un premio y regalo para la vista.

Unos días antes de salir para nuestro destino hicimos la reserva de la entrada. Tiene un coste de 5€ y hay que hacerla online antes de ir al Nacedero. Os dejamos enlace a la web aquí.

Nosotros fuimos desde el Hayedo Encantado ya que teníamos la reserva para entrar a partir de las dos de la tarde. Hay que conducir hasta Baquedano, que es el pueblo desde el que comienza el sendero.

Tenéis que dejar el coche en el parking donde se encuentra la oficina de información del nacimiento. Os recomendamos pasaros previamente por allí, antes de comenzar.

Nacedero del Urederra

La marcha son unos 7,5 km y no es dura en absoluta, pero os avisamos que vais a tardar bastante porque en cada mirador querréis hacer 2500 fotografías, jeje. Nosotros estábamos como un clavo a las 2 de la tarde y no acabamos hasta las cinco, por supuesto sin comer nada…

Ahora con el COVID se hace obligatorio llevar mascarilla y hay que respetar el número de personas máximo que marca en cada uno de los miradores.

La visita al nacimiento nos encantó y aunque los últimos metros están cerrados al turismo, de verdad que merece mucho la pena.

Balcón de Pilatos

A medio camino, entre el Hayedo y el Nacedero, paramos para asomarnos al Balcón de Pilatos. Sin duda se trata de una ventana al otoño ¿no creéis?

Balcón de Pilatos

Desde el mirador parte otra caminata bastante larga y por falta de tiempo no la pudimos hacer. Por suerte se tienen unas bonitas vistas a escasos metros del parking, por lo que si estáis de paso no dudéis asomaros a este balcón con vistas espectaculares.

Cascada de Gujuli

El día que nos volvíamos a Madrid también lo quisimos aprovechar al máximo y por ello antes de bajar decidimos acercarnos a ver la cascada de Gujuli.

La cascada de Gujuli queda a 20 minutos del Parador de Argómaniz, por lo que no quisimos perdernos este espectáculo. El GPS nos llevó directos al mirador de Gujuli y la verdad que nos quedamos un poco decepcionados con lo que nos encontramos allí.

Hay un parking bastante pequeño para albergar la cantidad de gente que se acerca a ver la cascada, por lo que os recomendamos llegar pronto. Luego el sendero es bastante fácil y está acondicionado, en unos 15 minutos nos plantamos en el mirador.

El mirador es una estructura que han construido adrede para ver la cascada pero que ni tan siquiera está en el borde del precipicio, por lo que los árboles tapaban mucho las vistas y además queda bastante lejos de la cascada. Nos quedamos un poco chafados con las vistas.

Mirador de Gujuli

Pero todo en esta vida tiene remedio, nos fuimos al mirador de Instagram jeje. En este caso hay que buscarse un poco más la vida y tirar hasta el pueblo de Ondona. Allí dejamos el coche y nos fuimos andando hasta la vía del tren, cruzamos con muchísimo cuidado y entre los árboles llegamos hasta un punto en el que se ve muy de cerca la cascada.

Mirador de Gujuli

Aunque el camino no sea una cuestión de vida o muerte, hay que tener mucho cuidado ya que se cruza una vía del tren y además no hay nada que impida caerse. No es difícil ni extremadamente peligroso, pero hay que ir con cuidado y sin hacer tonterías.

Mirador del Nervión

Después de Gujuli, nos fuimos a ver el Salto del Nervión. Como había llovido en los días previos nos imaginamos que tendría agua y por eso nos animamos a visitarlo ya que queda a una hora de Gujuli.

Nada más llegar al desvío del Salto vais a ver un parking, os recomendamos seguir con el coche a otros de los aparcamientos que estén más próximos al inicio del sendero. En este caso hay que andar un rato hasta llegar a la cascada.

El sendero desde el parking más cercano es muy agradable, pues se va atravesando un bosque, que en otoño está realmente bonito. Cuando ya va quedando poco para llegar al mirador vimos el desvío a la lobera. Esta visita no os llevará más de 10 minutos.

Luego seguimos andando y en 5 minutos llegamos al mirador y vimos un verdadero espectáculo.

Os recomendamos esta visita siempre y cuando el río lleve agua, en caso contrario creemos que os puede decepcionar un poco.

Otros lugares de interés….

Si queréis combinar la visita de parques y espacios naturales con ciudades y otros lugares de interés, os dejamos a continuación otros sitios que también nos parecieron muy interesantes de ver.

Salvatierra

A 17 minutos en coche del Parador de Argómaniz está situado Salvatierra, aunque no es un pueblo muy grande, cuenta con una plaza e iglesia encantadoras.

Os recomendamos visitar la plaza de San Juan y luego recorrer la calle Carnicerías y la calle Mayor.

Dolmen de Sorginetxe y Aizkomendi

A 7 minutos en coche de Salvatierra tenemos el Dolmen de Sorginetxe, un monumento megalítico que data del 2500 a.c.

Sorginetxe

El sitio está en mitad del campo, por lo que hay que ir en coche. No hay que pagar entrada ni nada, la visita es rápida y si os queda de paso os recomendamos acercaros hasta el lugar y llevaros una bonita foto de recuerdo.

A 10 kilómetros de Sorginetxe está el Dolmen de Aizkomendi. En este había más gente porque quedaba muy cerca del pueblo de Eguilaz y estaba en el interior de un parque, por lo que había niños jugando y gente paseando por el lugar.

Dolmen de Aizkomendi

Vitoria-Gasteiz

Vitoria ya la conocíamos de una visita anterior por lo que esta vez nos dedicamos a pasear por el centro sin ningún tipo de plan ni habiendo organizado ninguna visita o reserva previa.

Si vais a Vitoria os recomendamos ver la plaza de España y la plaza de la Virgen Blanca y no dejéis de recorrer la calle Zapatería, Diputación de Álava o Herrería. La calle Anorbin Kantoia (que cruza a las otras tres mencionadas) tiene unos murales preciosos que están pintados en las fachadas de los edificios que se encuentran en esa calle.

Plaza de la Virgen

No dejéis de acercaros hasta la fachada del restaurante “El Portalón” pues es muy peculiar, así como tampoco os perdáis el jardín de la Muralla Medieval o el edificio de la Diputación Foral de Álava en la plaza de la Provincia.

También os recomendamos la visita a la Iglesia de San Miguel Arcángel y luego pasear por los alrededores de la misma, allí encontramos una amplia variedad de tabernas en las que poder tomar una cerveza o txacolí.

En los alrededores de la plaza de los Fueros es donde encontramos muchas tiendas para hacer un poco de shopping. Y no muy lejos de esa plaza, si seguís por la calle General Álava hasta el parque de la Florida, justo al lado vais a encontrar la Catedral de María Inmaculada.

Todos estos lugares los hemos visto tanto la vez en la que estuvimos en el verano de 2014, como durante esta escapada en otoño de 2020. En una tarde es imposible que de tiempo a verlo todo y para ver las cosas es mejor ir por la mañana, para que los encontréis abiertos. La oficina de turismo está en la Plaza de España, por si tenéis que pasar para conseguir un plano de la ciudad y preguntar por los horarios.

Alojamiento

En esta ocasión decidimos alojarnos en el Parador de Argómaniz las tres noches que estuvimos de escapada por el norte. Lo elegimos porque encontramos una buena oferta y además porque quedaba bastante cerca de todos los lugares que queríamos visitar.

La cafetería y el restaurante del hotel se encuentran en un antiguo palacio, se puede acceder a algunas de las instancias y si coméis en el Parador, fijaros en el techo del restaurante, es impresionante.

Parador de Argómaniz

También comimos y cenamos un par de días en el Parador y desde luego que os recomendamos mucho comer aquí y probar la crema de patata alavesa, las costillas de txerri y las albóndigas de garbanzos al azafrán. Impresionante todo lo que pedimos.

Las habitaciones están fenomenal, nos tocó una en la planta segunda que tenía jardín. Son amplias y están muy limpias, por lo que la estancia es perfecta para descansar después de un día de caminatas.

Hasta aquí llega nuestra escapada al otoño. Ya que nos quedamos sin disfrutar de la primavera por los confinamientos, no queríamos perdernos el otoño de ninguna de las maneras y creemos que lo hemos conseguido.

Nos vamos a despedir ya y esperamos volver pronto con más rincones de nuestro bonito país.

¡Hasta pronto viajeros!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: