Qué ver en Lisboa en 2 días: Itinerario para ver la ciudad en un fin de semana

¡Hola viajeros!

La capital del país luso queda muy cerca de España y eso la convierte en una candidata perfecta para escaparse un fin de semana. Os aseguramos que dos días en Lisboa serán suficientes para hacer que vuelvas enamorado y queriendo repetir.

En este post os vamos a dejar una guía con los lugares que consideramos imprescindibles para ver en Lisboa. Como nosotros llegamos un viernes por la tarde y estuvimos hasta el domingo, os vamos a proponer nuestro itinerario para que os hagáis una idea del tiempo que se tarda en ver las cosas y os ayude a programar las visitas.

Llegada a Lisboa. Traslados y alojamiento

La forma más rápida de llegar a Lisboa es en avión. Nosotros aprovechamos una buena oferta y pudimos viajar por menos de 100€ persona ida y vuelta.

Si vosotros también queréis haceros con un buen chollo, os recomendamos OMIO, un buscador que os permitirá comparar precios entre las diferentes compañías y así poder volar siempre con la mejor tarifa disponible.

Traslados desde el aeropuerto de Lisboa al centro

En Metro

A la ida decidimos coger el Metro para llegar hasta nuestro alojamiento ubicado en Marqués de Pombal. La línea que llega al aeropuerto es la roja y luego en Alameda, Saldanha o S. Sebastiao podéis hacer trasbordo para cambiar a la línea verde, amarilla o azul. Tenéis que adquirir la tarjeta recargable Viva Viagem en las máquinas de la estación y no olvidéis validar el ticket antes de subir.

Esta opción la recomendamos siempre y cuando viajéis ligero, porque el metro de Lisboa no tiene escaleras mecánicas en todos los tramos y os tocará cargar equipaje. Si estáis de escapada de finde como nosotros es una buena opción, además de no ser cara es relativamente rápida, en 20 minutos estaréis en el centro.

En Uber

Uber es una buena opción para ir a la ciudad o al aeropuerto por la rapidez. No obstante os recomendamos que si el precio que os marca la app es superior a los 15€ optéis por coger un taxi. Nosotros hemos ido en Uber por 8€ los dos, pero todo depende de la demanda que tengan ese momento.

En Taxi

Los taxis tienen un precio que ronda los 12-15€ por trayecto. Nosotros usamos el taxi para volver un domingo por la tarde desde la ciudad al aeropuerto porque el Uber estaba por las nubes y el taxi nos salió más a cuenta. Al venir del viaje de Azores llevábamos mucho equipaje y no es nada cómodo el metro con tanta maleta, además así pudimos apurar al máximo en la ciudad.

En Autobús

Esta opción no la hemos probado todavía pero como sabemos que existe, la queríamos incluir como alternativa. Tiene un precio de 4€ por lo que en nuestra opinión creemos que viajando dos o más personas tanto el Taxi como un Uber son más cómodos y salen a cuenta.

Alojamiento

Nosotros nos hemos alojado recientemente en el Hotel H10 Duque de Loule, que se encuentra en Marqués de Pombal y en el Hotel Vincci Baixa a 5 pasos de la Plaza del Comercio.

El primero es un hotel boutique muy mono, una decoración moderna pero sin olvidar el estilo portugués. Las habitaciones son amplias y están decoradas con gusto, además de tener una limpieza excelente. El problema es que este hotel tiene un poco inflados los precios, por ejemplo desayunar cuesta casi 20€ si no lo tienes incluido en el alojamiento.

H10 Duque de Loule
H10

Nosotros nos quedamos con el Vincci, porque aunque las habitaciones sean mucho más pequeñas y no sea boutique, están limpias y bien mantenidas. El hotel al estar tan céntrico es muy cómodo para moverse por la ciudad y el desayuno tiene un precio de 13€ (muy bueno).

Miradouro da Senhora do Monte y Miradouro da Graça

Como nuestro avión aterrizó a las cuatro de la tarde, no tuvimos mucho tiempo para ver demasiadas cosas. El viernes por la tarde decidimos ir a ver los miradores que quedaban más retirados del centro y así aprovechar para ver la puesta de sol.

Llegamos hasta ellos caminando y tirando de Google Maps, no tiene pérdida. Recordamos que para llegar al de Senhora do Monte hay que subir una buena cuesta y muchas escaleras, pero merece la pena. Las vistas al atardecer son realmente espectaculares y lo recomendamos mucho. También nos sorprendió mucho lo animado que estaba, había mucha gente joven bebiendo y charlando con los amigos.

Miradouro Nuestra Senhora do Monte
Miradouro Nuestra Senhora do Monte

El Miradouro da Graça ya lo vimos casi de noche, pero todavía se pudimos apreciar un poco las vistas. No nos pareció feo, pero como estaba en obras, desmerecía un poco.

Miradouro da Graça
Miradouro da Graça

Durante todo nuestro recorrido de mirador a mirador y hasta llegar a Alfama, nos quedamos sorprendidos del Street Art tan bonito que hay por esta zona de Lisboa.

Terminamos el día cenando en el Restaurante Altar, lo encontramos en la zona de Alfama por casualidad y nos encantó. La comida está realmente increíble y el trato de los dueños es inmejorable.

Antiguo Convento do Carmo, Pink Street y Mercado da Ribeira

Convento do Carmo

Por la mañana temprano salimos del hotel para ser los primeros en el Convento do Carmo. El actual museo arqueológico abre de lunes a sábado de 10 a 18 horas y de junio a septiembre hasta las 19 horas y domingos cerrado. La entrada cuesta 5€ por persona.

EL Museo se encuentra en las ruinas de la Iglesia de Convento de Santa María del Carmen que fue fundada en 1389 pero que fue destruida en el 1755 por culpa de un terremoto que destruyó el edificio. Aunque se reiniciaron las obras construcción en el 1756, se suspendieron en 1834 quedando las naves inacabadas.

Convento do Carmo
Convento do Carmo

Si queréis haceros la famosa foto de Instagram en medio del convento en ruinas, tendréis que llegar los primeros porque luego cuesta bastante más conseguirla. Además de la foto el museo es realmente interesante y cuenta la historia del terremoto que destruyó el convento.

Pink Street

Nuestra siguiente parada fue pasar por la famosa Calle Rosa, ubicada en la Rua Nova do Carvalho. En verano la encontramos decorada con un montón de paraguas de colores, lo cual la hace todavía más pintoresca.

Pink Street
Pink Street

Esta calle es complicada de fotografiar porque por la mañana tiene el sol en contra, pero luego los bares abren y se llena de gente (por lo menos los fines de semana). Nosotros la visitamos un total de 3 veces en un fin de semana, la mejor foto la conseguimos un domingo a primera hora de la mañana.

Mercado da Ribeira

En este mercado nos encontramos dos zonas claramente diferenciadas. Por un lado tenemos la parte del mercado tradicional y en el lado izquierdo han organizado toda una serie de puestos para tomar tapas y copas. El sitio tiene un ambientazo increíble y encontrar mesa un sábado por la noche no es tarea fácil.

Mercado Ribeira
Mercado Ribeira

Nosotros cenamos una de las noches que pasamos en Lisboa y os podemos recomendar la Croquetería (todas las que probamos estaban buenas) y la pizzería que está al lado de la hamburguesería y de la cocina oriental.

Torre de Belém, LX Factory y Plaza del Comercio

Para la tarde del sábado decidimos salir del centro de Lisboa y desplazarnos hacia la Torre de Belém. Como sabéis este monumento se encuentra bastante apartado y es necesario coger el tren o el tranvía.

Torre de Belém
Torre de Belém

Nosotros queríamos ir en tranvía porque como van los antiguos es como más especial, pero debido a la gran cantidad de turistas que había, tuvimos que llegar en tren desde Cais do Sodré. Si optáis por ir en tren la parada en la que tenéis que bajaros es Belém, pero os tocará caminar 20 minutos hasta llegar al monumento y tenéis que coger el que va a Cascáis.

Lo bueno es que vais a pasar por lugares de interés como el Monasterio de los Jerónimos, el Monumento a los Descubrimientos y la famosa pastelería de los Pasteles de Belém, que tanta fama le ha dado al dulce.

El Monasterio de los Jerónimos es una verdadera pasada y recomendamos mucho entrar a verlo. Suele haber largas colas pero merece la pena esperar y no irse sin conocerlo. Si tuviéramos que decidir si entrar al Monasterio o subir a la Torre, no tenemos duda, nos quedamos con los Jerónimos. Al Monumento a los Descubrimientos no hemos entrado nunca, por lo que no os podemos decir.

LX Factory

Después de dar una vuelta hasta la Torre, pasar por los Jerónimos y comprar unos pasteles de Belém, cogimos el tranvía nº15 de los antiguos y nos fuimos a conocer el sitio de moda en Lisboa el LX FACTORY. El tranvía os deja en la parada de Santo Amaro y en 5 minutos o menos, se llega caminando a la puerta del sitio.

Es un lugar muy interesante que engloba sitios para comer, tiendas y arte urbano. Muchos sitios están en la calle, los murales decoran cada esquina y hay bastantes terrazas. Como sitios a destacar en LX Factory os recomendamos:

Mural de Frida Kalo

Está justo en la esquina del restaurante mexicano que hay en LX Factory.

LX Factory
LX Factory

Ler Devagar

La librería se ha hecho súper famosa en redes por esta foto. Nosotros creemos que además de por hacerse la foto merece la pena verla porque es una antigua imprenta. El sitio está muy chulo y también es posible tomar algo de beber.

LX Factory
LX Factory

Mural de Bordalo

Hay una abeja hecha por Bordalo que la vais a ver en la pared del hotel que hay en una esquina en el recinto del LX Factory.

Village Undergorund Lisboa

Fuera del recinto de LX Fatory encontramos el Village. Se trata de un sitio para tomar algo que han montado con contenedores y autobuses antiguos. La verdad que mola mucho y nos pareció muy agradable para descansar de tanta paliza a minar que llevábamos.

Village Underground Lisboa
Village Underground

Pilar 7

Es un mirador que han hecho en el puente 25 de abril y que al parecer impresiona por lo alto que es y porque el suelo es transparente. En esta ocasión estaba cerrado temporalmente por lo que tendremos que volver.

Para volver al centro cogimos el tren en la estación Alcantara y en escasos 10 minutos estábamos nuevamente en Cais do Sodré.

Plaza del Comercio

Terminamos el día visitando la Plaza del Comercio uno de los lugares más emblemáticos de Lisboa. Esta plaza nos encanta para ver el atardecer porque se ve muy bonito con el puente de fondo. El lugar que más nos gusta para verlo es desde las escaleras que bajan como a una pequeña playa.

Plaza del Comercio
Plaza del Comercio

Antes de regresar al hotel a descansar, dimos una pequeña vuelta por el centro para ver el elevador de Santa Justa iluminado y también subimos al Centro comercial de Chiado. Este centro comercial tiene en la última planta unos balcones desde donde se puede ver la ciudad iluminada mientras te tomas una cerveza o comes algo.

Elevadores da Bica y Santa Justa, Alfama y Sé de Lisboa

Elevador da Bica

Nuestro último día lo empezamos caminando por las calles del centro de Lisboa, siendo nuestro objetivo llegar al Elevador da Bica. Para llegar al elevador hay que ir por la Rua de S. Paulo. y si no queréis subir en el elevador, podéis hacerlo por la calle. Para sacar fotos es mejor verlo desde fuera.

Elevador da Bica
Elevador da Bica

Elevador de Santa Justa

Fuimos a Santa Justa desde da Bica y pasamos por delante de la pastelería Aloma ¡No os la podéis perder! Pastéis recién hechas que nada tienen que envidiar a las de Belém. Cuando entramos no había nadie pero en cuestión de 5 minutos el sitio estaba lleno, también las podéis encontrar en el aeropuerto de Lisboa pero la caja es un par de euros más cara.

Después de tomar un café seguimos para el elevador, aunque en vez de verlo desde abajo subimos arriba para acceder a la pasarela. No nos montamos pero nos hicimos unas fotos en la estructura y observamos las vista tan chulas de la ciudad que se tienen desde lo alto del elevador.

Elevador Santa Justa
Elevador Santa Justa

Arriba tiene un mirador al que se puede acceder sin tener que subir al ascensor, pero estaba cerrado cuando fuimos. Subir y bajar tiene un coste de 5€ (lo vemos un poco excesivo) pero con la tarjeta 24 horas Viva Viagem es gratuito.

Sé de Lisboa

Nuestra siguiente parada fue la Catedral de Lisboa, la entrada es gratuita. Creemos que para acceder al claustro hay que pagar pero nosotros no encontramos abierta la entrada, por lo que se queda pendiente para la próxima visita en la que esperamos que todo se haya normalizado del todo.

Sé de Lisboa
Sé de Lisboa

Mirador de Santa Luzia

Siguiendo para arriba y bordeando la catedral, llegamos caminando hasta el Mirador de Santa Luzia. Habíamos visto fotazas de este lugar en internet y la verdad que no decepciona nada, nos encantó.

Mirador de Santa Luzia
Mirador de Santa Luzia

Cuando llegamos había bastante gente pero con paciencia encontramos algún hueco para llevarnos un bonito recuerdo en forma de foto. Aunque no os pongamos los sitios exactos, con Google maps se llegan a todos ellos sin problema, así nos movimos nosotros y no necesitamos mapas.

Mirador de Puertas del Sol

Un poco más adelante está el de Puertas del Sol. Justo debajo del mirador hay un spot muy bonito para hacerse la foto junto con un mural que contaba la historia de Portugal. Por desgracia a día de hoy lo han estropeado, pero aún así merece la pena bajar.

Mirador de Puertas del Sol
Mirador de Puertas del Sol

Después de este mirador bajamos para Alfama. Os queremos advertir que no hemos metido el castillo porque ya lo habíamos visto en otras visitas anteriores, pero si no es vuestro caso en vez de bajar a Alfama, subid al Castillo de San Jorge que queda muy cerca de aquí. La entrada al castillo son 5€ por persona.

En esta ocasión visitamos la Torre da Igreja do Castelo, que está justo al lado del Castillo pero a la que se accede de forma independiente. Os tenemos que confesar que nos decepcionó un poco, ya que las vistas no son demasiado buenas. El espacio es muy reducido y no se puede ni sacar fotos en condiciones, por lo que no nos gustó mucho como para recomendarlo.

El precio de la entrada era de 2,5€ por persona y pagando un suplemento te invitaban a una copa de vino (no merece la pena). Además de la torre se puede visitar la iglesia que está justo al lado. En verano abren de 9 a 21 horas y en invierno hasta las 18h.

Alfama

Dimos una vuelta por Alfama, callejeando y sin rumbo concreto. Lo mejor es perderse y disfrutar de los murales que aparecen por las esquinas de cada calle.

Alfama
Alfama

Nosotros fuimos un poco rápido porque ya se nos echaba encima la hora del vuelo pero si no es vuestro caso, recorredlo tranquilamente, sin prisas y disfrutando de su ambiente.

Mural del Fado

Un poco escondido en el interior de una calle estrecha, se encuentra este mural dedicado a la historia del Fado. A pesar de que está ya un poco estropeado, nos pareció muy curioso verlo y el sitio es de lo más pintoresco. Está muy cerca del centro de Lisboa, por lo que os recomendamos que lo busquéis en Google, llegáis seguro.

Mural del Fado en Lisboa
Mural del Fado

Hasta aquí llega nuestro post de Lisboa, esperamos que os haya gustado y que os sirva para diseñar vuestro itinerario por la ciudad. Os queremos advertir que fuimos en septiembre, por lo que los días eran todavía muy largos y contamos con muchas horas de luz, tenedlo en cuenta por si vais en otoño o invierno.

Antes de despedirnos os queremos recordar que abajo encontraréis entradas relacionadas y que también tenemos publicados varios post de Oporto, por si os interesa. Si queréis ver nuestras escapadas más recientes, seguidnos en nuestra cuenta de Instagram @los_viajes_de_eriel (abajo lo tenéis también).

Mural de Bordalo  en Lisboa
Mural de Bordalo en Lisboa

¡Hasta pronto viajeros!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: