Ruta otoñal por el Hayedo de Tejera Negra en la provincia de Guadalajara

¡Hola Viajeros!

No queremos dejar pasar el tiempo sin hablaros de este bonito Hayedo de Tejera Negra situado en la provincia de Guadalajara.

Imagen otoñal en la senda de carretas con los árboles amarillos.
Senda de Carretas

Lo visitamos el segundo fin de semana de octubre, pensando que ya estaría engalanado con sus mejores colores y que nos regalaría una estampa típica del mes de otoño. Pero como el clima es impredecible, la estación otoñal se ha retrasado y solamente hemos podido apreciar el inicio de la que se avecina y que seguramente llegará a lo largo de las próximas semanas.

Cómo llegar

Para acceder al Hayedo de Tejera Negra, tendréis que dirigiros a Cantalojas. Este pueblo está a una hora y media de Guadalajara, dos horas y cuarto de Madrid y a casi dos horas de Segovia.

La carretera que recomiendan desde la web oficial para llegar al Hayedo, es la que sale de Riaza. Si esta es la mejor carretera no queremos saber cómo puede estar la otra, porque había algunos tramos bastante complicados.

Acceso al Hayedo

Una vez lleguéis al Hayedo tenéis dos opciones para visitarlo caminando. Podéis ir por la Ruta del Robledal y recorrer sus 17 kilómetros de distancia, en este caso el coche lo dejaréis en el parking que está justo enfrente del centro de interpretación y desde allí mismo parte el sendero. No es necesario reservar para realizar esta ruta.

En cambio si optáis por hacer la Ruta de Carretas y recorrer sus 6 kilómetros, podréis dejar el coche en el parking habilitado al inicio de la misma. En este caso vais a tener que reservar con tiempo a través de la web de turismo de Castilla La Mancha, os dejamos el enlace. Hay que pagar 4€ para tener acceso al parking, tendréis que mostrar en la entrada vuestro justificante de compra. Os recomendamos que no lo dejéis para el último momento, porque durante los meses de otoño están muy solicitadas.

Paisaje del mes de octubre en la senda de carretas. Suelo cubierto con las primeras hojas secas y árboles que comienzan a amarillear.
Senda de Carretas

Senda de Carretas

Nosotros queríamos ver el Hayedo en su máximo esplendor y directamente nos decantamos por la Senda de Carretas. Reservé las entradas a primeros de septiembre y como os comentamos, fuimos el segundo fin de semana de octubre.

Llegamos muy pronto y al principio estábamos prácticamente solos, pero a lo largo de la mañana aquello se empezó a llenar de grupos y familias.

El camino es bastante asequible, salvo por la cuesta que hay hasta llegar al mirador, todo lo demás es fácil de hacer.

El mirador es una de las paradas que indican en la senda, desde la que poder contemplar las montañas y el hayedo.
Vistas desde el mirador

Aunque no conseguimos verlo con los colores que le han dado tanta fama al Hayedo, sí que disfrutamos mucho admirando la belleza del lugar, y descubriendo los puentes, vistas y edificaciones que se encontraban a lo largo de esta senda.

Puente de madera para cruzar uno de los riachuelos que discurren por la senda.
Hayedo de Tejera Negra

Nosotros nos lo tomamos con calma y nos íbamos parando para hacer fotos cada dos por tres. Tardamos unas 3 horas en recorrer los seis kilómetros de la ruta. Mucha gente se paró a comer en el mirador. Si no queréis ir cargando con la comida, os damos alguna alternativa, por ejemplo podéis hacer como nosotros e ir a comer a Cantalojas.

Setas y suelo cubierto con hojas
Senda de Carretas

Visitando Cantalojas

Resulta que el segundo fin de semana de octubre son las fiestas de este pueblo, por lo que estaba bastante concurrido y había algo de problema para conseguir mesa a la hora de la comida.

Elegimos el Camping los Bonales, que tenía una buena valoración para comer en Tripadvisor. La verdad que no nos defraudó, podemos resaltar su carne y los boletus, que estaban bien buenos.

Os recomendamos visitar el pueblo, no tardareis mucho porque no es muy grande, pero con unas calles y casas muy acogedoras. En fiestas os lo encontrareis bastante animado y con gente en la calle, bailando y tomando algo con los vecinos.

Cantalojas

Sobre las seis de la tarde decidimos poner punto y final a nuestro día en el Hayedo, levantarse pronto es lo que tiene, te deja sin fuerzas y no hay café que te resucite a partir de cierta hora.

Si tenéis pensado quedaros a dormir por la zona, os dejamos el link a la web de las mejores casas rurales de España, que como ya os comentamos en el post de Cantabria, han hecho una selección con las 20 mejores casas rurales de cada provincia, por lo que estamos seguros de que os ayudarán a encontrar un buen alojamiento para vuestra visita al Hayedo.

Además hemos visto que tienen un alojamiento en Bustares, pueblo bastante cercano a la zona del Hayedo de Tejera Negra.

Esperamos que os haya gustado el post y si decidís ir a visitarlo, que compartáis con con nosotros vuestra experiencia. Os mandamos un saludo y os esperamos la semana que viene 🙂

Senda de carretas, vistas del Hayedo a lo lejos
Vistas en el mirador

¡Hasta pronto viajeros!

2 comentarios sobre “Ruta otoñal por el Hayedo de Tejera Negra en la provincia de Guadalajara

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: